ANSIA DE PODER (5-3-08)

Publicado: 16 mayo, 2013 en Uncategorized

En respuesta a Maritxu San Sebastián Zubillaga (DV 5/3/08), yo prefiero que Hillary Clinton no llegue a la Casa Blanca. Reconozco que estaría muy bien que fuese la primera mujer en el poder…, tiene experiencia avalada…, y siempre sería mejor a la actual administración ultraconservadora republicana que tanto ha expoliado, (sobre todo oro negro a cambio de sangre). Me decanto más hacia el candidato negro Barack Obama.

Es cierto que no posee tanta experiencia, pero creo que llegar con ideas renovadoras es lo que ahora se necesita. El perro viejo siempre tiende a apoltronarse, además, Hillary Clinton invierte dinero de su propio bolsillo para la campaña electoral, ¿cómo se lo cobrará luego? Un misterio. Tampoco me gusta el juego sucio que ha utilizado contra su oponente demócrata, (sacó una fotografía de Obama con turbante blanco, insinuando que era musulmán, para que el paranoico electorado no le votase). Aunque lo que más temo es ese ansia de poder, que la hizo aguantar el bochorno y tragar saliva con el escándalo de Mónica Lewinsky; ese ansia que antepone su carrera a su vida conyugal. Cualquier mujer con dos dedos de frente se hubiese divorciado ya, pero no, el poder es lo primero.

Hay muchos casos de ansia de poder, sin ir más lejos el del presidente francés Nicolás Sarkozy, que antes de las elecciones su matrimonio estaba acabado, pero le dijo a su anterior mujer que aguantase para guardar las apariencias, porque así llegaría a ser presidente. Una vez conseguido el cargo, ya le dejó divorciarse. Aquí en nuestro país, el ansia de poder hace que todos los partidos políticos en campaña electoral giren al centro. Saben que ahí se encuentran la gran mayoría de los votantes. Por ello “prometen, prometen… hasta que meten”; pero sabemos distinguir perfectamente qué partidos apoyan los intereses de unos pocos privilegiados, y quienes lo hacen por la mayoría de las personas. Aunque siempre se dice que todos mienten en período electoral, no nos dejemos confundir, unos mienten más que otros copiando las propuestas del contrario -aunque luego no las cumplan nunca-, y esbozando una falsa sonrisa, nos piden nuestro apoyo para conseguir el poder. ¡Qué ansia de poder!

Rafa Zamora Sancho

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s