DE HILLARY NO ME FÍO (23-3-08)

Publicado: 16 mayo, 2013 en Uncategorized

Señora Maritxu San Sebastián Zubillaga, por alusiones quiero contestarle a su carta “Obama es aún un inexperto” (DV 23-3-08). Al contrario que usted, yo no me lamento que discrepemos en este tema. Es saludable que pensemos diferente y que cada uno aporte su punto de vista constructivo. Nadie debe poseer la verdad absoluta y siempre he desconfiado del que manifieste tenerla.

Respecto al señor Barack Obama, tiene usted razón cuando dice que es un inexperto si lo comparamos con Hillary Clinton. Pero… ¿Sirvió de algo la experiencia del señor Bush padre, para aconsejar a su hijo actual presidente de EE.UU? Sí que sirvió. Le enseño a expoliar países de sus riquezas naturales con la excusa de ser la cuna del terrorismo internacional. Le enseñó a disfrazar sus genocidios como guerra contra Al Qaeda. Y también le enseñó a no invadir naciones que poseen bombas atómicas reales –no ficticias como hasta ahora-, en los que no había nada que rascar y sí mucho que perder, como por ejemplo Corea del Norte. ¿Qué pensaríamos si nuestro vicepresidente del gobierno fuese un directivo de Repsol, nos metiera en una guerra para robar petróleo a cambio de sangre, y donde su empresa tuviera los derechos de explotación? Eso ha ocurrido en los EE.UU. y nadie ha puesto el grito en el cielo.

¿Por qué le digo esto? Porque la señora Hillary Clinton votó a favor de la guerra. La señora Clinton no dice claro qué va a hacer con las tropas de Irak si gana las elecciones. Porque en referencia a la tercermundista sanidad pública estadounidense, Barack Obama piensa más en los más necesitados. ¿Debo fiarme de Obama? La verdad, no lo sé; pero su color de piel por ahora le otorga mi confianza. Aunque debo reconocer, que si Obama se confirma como el candidato demócrata, lo va a tener más difícil ante el duelo con el republicano McCain, porque la sociedad norteamericana sigue siendo muy conservadora si vislumbran grandes cambios. Aún así, Hillary para mí es un témpano de hielo. No creo en sus lágrimas, ni en que perdone el “desliz” de su marido -como usted lo llama-. Practica el juego sucio con su adversario, y los veo igual de coordinados y unidos como Esperanza a Gallardón.

Rafa Zamora Sancho

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s