DE YO RICO A LLORICA (15-5-08)

Publicado: 16 mayo, 2013 en Uncategorized

Llega la crisis ¡Buaaaaaaaaaaaaa! Y ahora de qué voy a vivir…”. Constructores, inmobiliarias, tiendas de electrodomésticos… Todos lloran. Parece ser que si se llora con fuerza el gobierno indemnizará tus pérdidas. Esto no es nuevo: pescadores, agricultores, ganaderos… Todos han llorado alguna vez y les llovió el maná del fondo europeo. Están aprendiendo el negocio de sus hermanos mayores los bancos y multinacionales, ellos nunca pierden porque al menor indicio de pérdidas, te suben la luz, el gas, el agua o las comisiones bancarias.

Está claro, nunca hay pérdidas. Si mi cosecha va bien, me forro; si va mal por culpa de la sequía, inundaciones, pedrisco, nevadas, huracanes… etc., pido llorando una indemnización y a correr. ¿Que la pesca ha sido un éxito? Me voy con los bolsillos llenos; ¿que he esquilmado los mares, y tengo que ir a buscar peces a países peligrosos con alto riesgo de secuestro? ¡Bah! Ya me pagarán el rescate. ¿Qué no llega el agua a mi comunidad, porque he malgastado el dinero haciendo piscinas y regando campos de golf, en vez de construir plantas desalinizadoras? “Otros ya me darán el agua” – dijo la cigarra -. Y ahora los constructores e inmobiliarias… Ellos, que les ha ido tan “mal” estos últimos años que han llenado el país de ladrillo, que se han beneficiado de las recalificaciones, especulando con los precios de la vivienda para que no pueda pagarlos ningún salario normal. ¿Esta gente pide ahora que le indemnicen las pérdidas? ¿Que pague el estado todos sus pufos? ¡Ja! Que echen mano del dinero que han amasado tantos años de abundancia. ¿Qué no han ahorrado nada? Eso no es mi problema. Cualquier ama de casa con un puñado de euros se las apaña para vivir todo el mes, ¿Ellos no son los que tienen Masters de economía? Que aprendan y no lloren tanto. Todo esto pasa porque en este país nos gusta aparentar y vivir por encima de nuestras posibilidades. En vez de llorar, tendrían que aprender a gestionar sus ganancias para épocas de vacas flacas. Es como si a un actor le cogen para trabajar en una serie de TV, ganará bastante dinero mientras dure la emisión, pero ¡ojo! que guarde para cuando se termine, porque puede que no le llamen en mucho tiempo. En fin lloricas, no me dais pena, menos lágrimas y más ahorro.

Rafa Zamora Sancho

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s