EL LOS-LAS DE LOS LELOS (30-01-2000)

Publicado: 16 mayo, 2013 en Uncategorized

Cada vez somos más los/las ciudadanos/as que estamos hart@s y desesperad@s, por tener que padecer este recochineo verbal que nos someten nuestr@s funcionari@s públic@s, por orden de los/las responsables polític@s.

¡Pero quién demonios habla así con tanta @ arroba! Yo no conozco a nadie que hablando se exprese de forma tan absurda; entonces…¿por qué lo tienen que poner escrito?

Es obvio que el sexo femenino deba sentirse discriminado (toda la vida le ha tocado soportar el machismo imperante), pero no es razón suficiente, como para ignorar que la normativa lingüística contra la discriminación sexual es un remedio peor que la propia enfermedad; solamente sirve para desorientar y distraer al lector. Y me pregunto…¿tan importante es para las mujeres modificar el género en el lenguaje?

Dejémonos de sandeces. Si de verdad se quiere hacer algo en favor del sexo “débil”, que comiencen por eliminar la discriminación y el acoso en el terreno laboral, o como la nueva ley francesa sobre las listas electorales (el 50% de los candidatos obligatoriamente deben ser mujeres). Y no me vengan con eso de colocar un par de “ministras de escaparate” para que luzcan y no salga demasiado desnivelada la foto de gobierno. Todo esto me huele a la misma bazofia. Año tras año se buscan parches y remiendos para que el electorado femenino no pierda la ilusión.

También advierto otra curiosidad con el abuso de la @ arroba antidiscriminatoria por parte de ciertos colectivos, que presumiendo de demócratas progresistas a la postre resultan ser los más totalitarios y racistas. Para ellos la @ arroba es como la piel de oveja que sirve para camuflar sus cuerpos de lobo.

Para ir concluyendo, si hay alguna mujer feminista (pero femenina) que pueda sentirse “oprimida” y mancillada si desapareciese la @ arroba, háganmelo saber. Aunque leyendo el primer párrafo de esta carta es suficiente para comprender lo molesto y pesado que se hace leer con arrobas y demás florituras. En fin, como decía una pragmática amiga mía: “por mucho que queramos, la @ arroba no te da de comer”.

Rafa Zamora Sancho

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s