LA MANO NEGRA (27-4-08)

Publicado: 16 mayo, 2013 en Uncategorized

Ya llegó la paranoia mundial. Restricciones de arroz en el país más rico del mundo. Se dispara el coste, aunque según los expertos, tengamos el abastecimiento y su cultivo más que asegurados. Nos envenenan con aceite de girasol y aprovechan los de la oliva para subirnos su precio de un día para otro. ¿Qué se compran más coches Diesel para ahorrar en combustible? No importa, ahora te vendo más caro el gasoil que la gasolina. ¿Qué el precio de una hortaliza se multiplica por 20 desde que sale del agricultor hasta el consumidor? Qué más da, ¡se paga y punto pelota! ¿Qué nos viene encima la crisis financiera? Ya, pero los bancos nunca pierden, gracias a los embargos de familias hipotecadas hasta las cejas, que ya no pueden hacer frente a tanta subida del Euribor.

La verdad es que tenemos unas tragaderas… Alguna vez me he preguntado ¿quién es la mano negra que mueve la bola azul? Y aunque no sé a ciencia cierta su nombre, sí conozco sus apellidos: ENVIDIA, AVARICIA y AMBICIÓN. Ya sé que suena a demagogia barata, pero es la pura realidad. Una mujer me conto una vez, un viaje que hizo a bordo de un gran yate de lujo invitada por su multimillonario propietario. Ella se quedó estupefacta al ver cómo lloraba de rabia el gran magnate, al cruzarse en altamar con un yate más grande que el suyo. Está visto que los ricos también lloran, pero la verdad, sus lágrimas no me producen pena alguna. Pocos son los que levantan imperios y tienen las manos completamente limpias, no hay más que coger un periódico y leer las noticias: estafas, sobornos, oscuras recalificaciones; gente improductiva, simplemente se integran como un virus en la cadena de producción y deciden aumentar su margen de beneficio porque sí. Se comportan con el snobismo de los nuevos ricos y tal como les llega el dinero, lo derrochan para impresionar a los demás. Solo algunos acaban entre rejas, cuando el chanchullo adquiere dimensiones desorbitadas, eso sí, celda con ADSL, televisor de plasma y menú a la carta. ¿Y nos aterramos por el secuestro de nuestros pescadores, que van a esquilmar los pocos recursos que quedan cerca del tercer mundo? Esto es solo la punta del iceberg, ha surgido una nueva pandemia en los países pobres: la inflamación de sus genitales.

Rafa Zamora Sancho

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s