QUIERO SER DELINCUENTE (19-11-06)

Publicado: 16 mayo, 2013 en Uncategorized

Sí hombre sí, se vive mejor. Me dedicaré a robar en comercios, a los ancianos y niños… Cada 20 delitos que cometa me detendrán aproximadamente una vez. No opondré resistencia porque sé que al rato estaré libre. Gracias a mi “trabajo”, cuando me hayan cogido una porrada de veces tendré unas merecidas y diminutas vacaciones a la sombra, (es que a mi el sol de la playa… como que no). Si por casualidad alguna víctima me planta cara le denunciaré por agresión, y ¡Ay majo! Esas son palabras mayores, porque en este caso la Justicia me ampara y actúa con rapidez.

Cuando me toque pringar en la cárcel… no será tan malo, conoces gente… Aunque no estarán todos allí. Echaré de menos ver a los ediles que cobraron comisiones por recalificar terrenos…, a sus cómplices cónyuges que venden sus miserias en televisión… a los constructores nuevos ricos de vertiginosa ascensión que les sobornan…, a los abogados que tramitan los “negocios”…, a banqueros que blanquean el dinero sin Ariel…, a los que lo ensuciaron llevándolo en bolsas de basura a casa… a algunos mandos policiales que conociendo los chanchullos miran para otro lado a cambio de “regalitos”… También echaré en falta ver a los altos cargos municipales que usan el nepotismo sin escrúpulos; esta gente ve normal enchufar a un sobrino en un ayuntamiento… conceder a dedo una vivienda de protección oficial… o adjudicar a un hermano un proyecto urbanístico local sin salir a concurso público.

Quiero invitarles a un juego. Coloquen en la pared un mapa de España; lancen sobre él un dardo al azar. En el municipio donde se haya clavado vamos a investigarlo a fondo. Verán qué pronto surgen numerosos casos de corrupción y fraude. Claro, los modestos cargos públicos tienen que sacarse un sobresueldo para cuando llegue su jubilación. Pobrecitos, no son tan afortunados como sus hermanos mayores que trabajan una legislatura y ya pueden jubilarse con la mayor pensión posible. Todo gracias a la Ley que aprobaron ellos mismos. El Decreto se llamaba: “yo me lo guiso, yo me lo como”. ¡Buen provecho! No se si quedará vida inteligente en otros planetas, porque aquí se han instalado todos los listillos. Ya nos toman como un país de chiste. Pues bien: o nos reímos todos o ninguno.

Rafa Zamora Sancho

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s