Archivos para mayo, 2015

He dejado de contar la cantidad de estupideces que a veces salen por la boca de nuestros dirigentes, pero la última no tiene desperdicio: Albert Rivera líder de Ciudadanos, ha dicho que quiere excluir de la regeneración democrática a todo bicho viviente nacido antes de 1978. ¡Y se queda tan pancho! Para su proyecto político quiere personas nacidas en democracia, sin pararse a pensar que gracias a las personas mayores que él existe la democracia (bueno… si a esto se le puede considerar realmente una democracia normal). Cuando se ha quedado solo en su propuesta ha reculado. Pero en vez de admitir su error que le haría más humano, ha optado por seguir la misma estrategia que usan los políticos “carrozas” nacidos antes del 78: “que se han malinterpretado mis palabras…”, “que lo han sacado fuera de contexto…”. ¡Pero qué contexto y qué narices! ¡Admítelo! O es un lapsus que no pensabas lo que decías y “se te ha ido la olla”… O peor aún: has lanzado un globo sonda como los que suele lanzar el ministro Wert. En el primer caso se te puede perdonar, pero en el segundo… Tan joven y con esos vicios… ¡Menuda nos espera! Sólo quiero que entiendas una cosa Albert: las personas demócratas no se miden por su edad, conozco a jóvenes ultraconservadores intolerantes y a ancianos revolucionarios que han luchado para conseguir lo que tú disfrutas ahora mismo. Y lo dicho: sé más humano, admite tus errores y podrás llegar lejos, porque la sociedad empatiza con los que se equivocan y piden perdón.

Rafa Zamora Sancho

GRITOS (10-5-15)

Publicado: 10 mayo, 2015 en Uncategorized

Para abstraernos del mundo que nos rodea siempre llevamos los cascos puestos. La música amansa a las fieras pero las deja sordas; y gritan, chillan cada vez que hablan porque piensan que el volumen del exterior está al mismo nivel que el de su MP3. Luego están los tertulianos, que elevan su voz para acallar a los discrepantes. Su estrategia consiste en no escuchar a los demás para escucharse a sí mismos. Para darles de comer aparte están los programas del corazón, del hígado, de la bilis… Parece que hacen un casting en busca de los super-egos; algunos han salido de la generación “Ni-Ni” para mutarse a la generación “Yo-Yo” (no hay frase que no la empiecen con dicho pronombre personal). ¡Qué gente! Hay más paz en un gallinero. No sé si serán príncipes o princesas del pueblo, pero quiero saber el nombre de ese pueblo para no pasar nunca jamás por allí. Pero esta fauna de analfabetos no tiene realmente la culpa, alguien los puso ahí para hacer caja sin pararse a pensar el daño que están haciendo a toda la sociedad; porque ahora hay muchos jóvenes que en vez de labrarse un futuro partiendo de una base cualificada, prefieren intentar salir en Gran Hermano, o en Mujeres y Hombres… ¡y mi cerveza que no falte! Y a vivir de los bolos.

Pero a los que cada vez soporto menos son a los líderes políticos: si en una rueda de prensa hablan normal… ¿Por qué gritan en los mítines? ¿Hay una ley no escrita que diga que hay que chillar? Existen los bafles y los amplificadores, no es necesario gritar para azuzar a las masas, los asistentes no son borregos, son personas, y merecen el mismo respeto que los periodistas. He decidido “regalarle” mi voto a la formación política que no me grite, que me hable normal en un mitin, su programa electoral me da igual, después del 24 de Mayo será papel mojado…

Rafa Zamora Sancho